Los rasgos que definen el perfil del drogodependiente atendido por Patim han experimentado cambios significativos en el último año. No tanto en los hábitos de consumo o las sustancias por las que acuden a tratamiento sino en sus características sociales. Patim advierte un incremento notable de los pacientes que comenzaron a consumir entre los 11 y 14 años. El 30% de las personas en tratamiento en la comunidad terapéutica Los Granados reconoce este acercamiento más temprano a las drogas. No obstante, la franja mayoritaria se sitúa entre los 15 y 18 años (57%).

Otros dos rasgos que se desprenden del estudio epidemiológico presentado hoy en Castellón son el incremento en el nivel educativo de las personas en tratamiento, ya que un 16% han completado la educación secundaria, y que por primera vez el número de pacientes que tienen trabajo (33%) supera al de están en paro (29%).

 

Al analizar la tipología de consumo, la cocaína, el cannabis y el alcohol se mantienen como las principales adiciones. Se incrementan los casos de juego patológico, especialmente las apuestas por Internet y las deportivas, que suponen el 25% de los casos atendidos en el área de adicciones no tóxicas.

En cuanto a los resultados, el 49% de los pacientes atendidos en el centro de día y la comunidad terapéutica han conseguido el alta terapéutica.