El presidente de Patim, Francisco López y Segarra, ha entregado a la nueva subdelegada del Gobierno en Castellón, Soledad Ten, un documento en el que se recogen 16 propuestas encaminadas a mejorar la respuesta que se ofrece ante las adicciones. Para facilitar su ejecución, cada una de ellas se concreta en una o varias acciones según el ámbito de actuación al que hace referencia. Desde juventud, empleo, igualdad o voluntariado hasta otras dirigidas a educación, investigación o sostenibilidad económica del tejido asociativo. Ten se ha comprometido a trasladar a los organismos competentes las diferentes propuestas para su valoración. A la reunión ha asistido la coordinadora de programa de la organización, Inma Galmés.

Hoy, inmersos en la cuarta revolución industrial, la vulnerabilidad y fragilidad de nuestro colectivo se hacen más palpables. Vivimos en un mundo en el que la digitalización nos exige velocidad de conexión y respuesta. Los operadores del juego banalizan las consecuencias que conlleva.

La ludopatía es ya una pandemia donde no importa el individuo, su edad, educación o condición social. Se expande hasta arrasar con el patrimonio familiar. Rompe familias y nos deja en la más estricta soledad.

Nuestra lucha parte de frentes multidisciplinares: prevención, tratamiento, asesoramiento, formación. Solo si nos unimos en bloque podremos intentar paliar sus efectos y reducir sus víctimas.

Esta jornada forma parte de ese objetivo. A través de mesas redondas y conferencias, trataremos temas que nos resulten prácticos a la hora de abordar la problemática de las adicciones sin sustancia.

Enlace al programa

Formulario de inscripción

Las mujeres apenas suponen el 14% de las personas atendidas por Patim durante el último año. Y son entre 6 y 10 años más mayores –de media- que los hombres que están en tratamiento. Dos rasgos que ponen en evidencia la “invisibilidad” de las mujeres que consumen drogas. Al analizar las causas de este comportamiento, las pacientes de la comunidad terapéutica Los Granados reconocen que dos de los factores que retrasan su toma de decisión para entrar en un centro especializado son los “estigmas y estereotipos” sociales.

Maribel tiene 43 años y hace una semana que ha iniciado su tratamiento en Patim después de haber intentado dejar la cocaína por sus propios medios durante varios meses. “La sociedad no juzga de la misma manera a una mujer que toma alcohol u otras drogas que a un hombre porque también están muy arraigadas las percepciones machistas en el consumo –advierte- generando prejuicios, colgándonos etiquetas que provocan que las mujeres sintamos la necesidad de refugiarnos, de esconder lo que hacemos por vergüenza o miedo al qué dirán, a que desaprueben lo que hacemos y nos pensemos mucho si pedimos ayuda porque eso supone hacer visible lo que nos pasa”.

Las cargas familiares que se les asignan por su condición de mujer representan un freno adicional e incrementan su vulnerabilidad. “Dar este paso es todavía mucho peor si eres madre porque tienes miedo de que te quiten a tus hijos o te alejen de ellos”, añade. Las cuatro compañeras que rodean a Isabel asienten sus palabras. Todas son madres también y llevan varios meses en tratamiento. Reconocen que hay un porcentaje de mujeres muy alto que no acude a un centro –en torno a un 30% estiman- y admiten que durante su etapa de consumo han llegado a utilizan las drogas “como un autoengaño” para afrontar episodios de violencia de género. Unas reflexiones que han surgido en el marco de las actividades internas organizadas con motivo de la celebración del 33 aniversario de la fundación de Patim, en las que han participado profesionales y pacientes en la Comunidad Terapéutica Los Granados.

Al analizar las posibles soluciones para visibilizar ante la sociedad esta “doble discriminación” que supone ser mujer y consumidora de drogas, las pacientes proponen que se promueva una educación en género desde el colegio, y también reclaman más recursos y servicios donde se desarrollen programas para madres con menores a su cargo. “Es muy poco habitual encontrar un centro como Patim en el que se realizan talleres sobre masculinidades que nos permiten reflexionar sobre lo que podemos hacer para construir una sociedad más igualitaria”, reconocen varias pacientes.

Leer más...

Patim se suma a la celebración del Día Europeo de fundaciones y donantes con una actividad de sensibilización para fomentar la corresponsabilidad y la participación en las ONG. La sesión tiene como objetivo informar a las personas que utilizan los programas y servicios de la entidad de que es necesario crear una mayor “conciencia y compromiso” para favorecer la sostenibilidad económica de muchos proyectos que se realizan sin ningún tipo de apoyo. En el caso de Patim, el 40% de los programas desarrollados en 2017 no han recibido ningún tipo de financiación para su desarrollo.

El año pasado se atendieron a 426 personas a través de los programas gestionados por Patim que se llevaron adelante sin ninguna subvención. “Tenemos que pedir para después dar”, remarca la coordinadora de programas de Patim, quien reitera la idea de que para mantener programas gratuitos y becas para pacientes “es básico ampliar la base social, fomentar las donaciones y mantener la prestación de servicios cofinanciados”.

Existen muchas formas para colaborar con una organización sin ánimo de lucro pero “no basta con promover campañas de captación de fondos”, cada día es más importante generar alternativas de financiación para proyectos de desarrollo socioeconómico “basadas en la transparencia y en compartir necesidades”, explica Inma Galmés. “Es una cuestión de actitud, de querer apoyar con hechos, porque las alternativas que existen se adaptan a todas las economías: hacerse socio, realizar una donación, participar en un crowdfunding o tener una cuenta personal en un banco de finanzas éticas están al alcance de la gran mayoría de los hogares”, apunta. A través de esta actividad de sensibilización, Patim se suma a la celebración del DIA EUROPEO DE FUNDACIONES.

Patim es una organización de economía social del Tercer Sector con la voluntad y el compromiso de promover la financiación ética y responsable para conseguir un sistema socioeconómico más justo. #October1Europe.

El Plan de Igualdad de Patim comienza a tomar forma. Todo el equipo profesional ha participado en la primera reunión de trabajo que ha servido para sentar las bases del documento marco que debe impulsar el compromiso de la entidad para los próximos años y que también tendrá incidencia en las personas atendidas. La Comisión de Igualdad se encargará de coordinar este proceso y velar por el cumplimiento de las metas que se deriven de este Plan.

Durante esta sesión formativa se han definido los objetivos de forma conjunta de acuerdo con las inquietudes planteadas por el equipo. También se ha respondido a un cuestionario cualitativo que va a permitir elaborar un diagnóstico actualizado que permita medir las fortalezas y debilidades de la organización en el ámbito de la igualdad. El siguiente paso será definir las acciones que van a permitir alcanzar las metas previstas en una reunión prevista tras el verano.

Leer más...