El juego sigue afianzando su protagonismo en tiempos de COVID. Las limitaciones impuestas por el Gobierno durante el confinamiento han frenado su impacto de forma temporal pero el número de jugadores activos durante la pandemia se mantiene estable, evidenciando que existe un colectivo activo que si deja de practicar un juego o encuentra dificultades adicionales para acceder a él se pasan a otra modalidad. Los datos que la Dirección General de la Ordenación del Juego ha expuesto en la jornada organizada por Patim y el Ayuntamiento de Valencia para abordar los efectos de la pandemia del COVID señalan que los jugadores jóvenes han sido los que han tenido mayor fluctuación, son el colectivo más susceptible a los cambios, de hecho las restricciones de publicidad y bonos de bienvenida –en la modalidad on line- han tenido un efecto inmediato en este colectivo.

Más de trescientas personas se han inscrito en la jornada on line celebrada ayer con motivo del Día sin juegos de Azar. Entre las principales conclusiones destaca la necesidad de romper el binomio juego-éxito como modelo para los jóvenes, promocionado de forma habitual por las operadoras del juego a través de distintos iconos deportivos. "Se han de promover nuevos enfoques en la prevención", coinciden en señalar varios especialistas porque "se están repitiendo errores del pasado como actitudes prohibicionistas" y lo esencial es "impulsar un cambio de actitud en los jóvenes incorporando la emoción a las campañas".

Al abordar el trastorno por juego, distintos expertos en adicciones han marcado la necesidad rediseñar las políticas públicas que "deben dirigirse a proteger a los colectivos más vulnerables (jóvenes) y a los jugadores activos (on line) promocionando el juego seguro y centrándose en los modelos de ocio e incluso el urbanismo". Por ello, plantean que es preciso mayor inversión del Gobierno para diseñar políticas específicas para la juventud más allá de la mera información, ya que está doblemente azotada por la COVID en el ocio y su sociabilización.

Uno de los principales colectivos vulnerables son los nativos digitales a los que "se ha de educar desde la infancia en el uso responsable de las tecnologías", advierten.

Las conclusiones de la jornada se pueden consultar aquí: Conclusiones de la jornada




INTERVENCIONES DE LAS JORNADAS Mesa inagural

“Dirección General de Ordenación del Juego”. Mikel Arana Echezarreta.

“Evolución de los centros de día en época de pandemia. Transformación de la terapia presencial a modalidad on-line”. Julio Abad Sorribes.

“Características diferenciales del trastorno por juego con respecto a las adicciones con sustancia”. Antonio Castaños Monreal.

“La terapia cognitivo conductual basada en mindfulness en tiempos de pandemia”. Marta Sancho Navarro.

“Retos y riesgos de la prevención del COVID sobre la adicción al juego en España”. Mariano Choliz Montañés.

“Adolescentes, juego y pandemia”. Ángel Turbi Pinazo.

“Relación entre juego, publicidad y ludopatía: lo que nos dicen las evidencias científicas”. Rocío Benavente.

“Clausura oficial y conclusiones”. Isaura Navarro Casillas y Inma Galmés Monferrer..

Una de cada cuatro personas vivía en riesgo de pobreza y/o exclusión en 2019 en España. Así lo constata la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN-ES) en su X Informe ‘El Estado de la Pobreza. Seguimiento del indicador de pobreza y exclusión social en España 2008 – 2019’.

El año pasado, un total de 11.870.000 personas -el 25,3 % de la población en España- vivía en Riesgo de Pobreza y/o Exclusión Social.  A pesar de recuperar gran parte de lo perdido en los años de crisis, el indicador se mantiene aún 1,5 puntos porcentuales por encima de los registrados en el año 2008. España está muy lejos de cumplir con su parte del compromiso de reducción de la pobreza asumido en la Estrategia Europa 2020, que especificaba una reducción de 1,5 millones de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social (tasa AROPE) sobre los datos de 2008, y que debía alcanzarse como muy tarde en 2020.

Con los datos disponibles, el estudio –que se ha presentado en el marco de la conmemoración el 17 de octubre del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza- demuestra que la recuperación macroeconómica proclamada a partir del año 2014 ha quedado lejos de alcanzar efectivamente a las personas en peor situación.  La cuarta parte más pobre de la población ha perdido un 10,4 % de renta real y el resto ha perdido tres veces menos. En este sentido, los datos muestran la incapacidad económica de un amplio porcentaje de población para afrontar una crisis de la envergadura que produce la pandemia de la COVID-19. Además, El 49,3 % de la población española tiene alguna clase de dificultad para llegar a fin de mes.

Leer más...

La Red de Atención a las Adicciones (UNAD) ha presentado el retrato de las personas atendidas entre 2015 y 2019 en el Congreso online “Más que red que nunca en la era COVID”. Una radiografía que permite acercar la mirada al trabajo realizado por esta organización y también la evolución del perfil de las personas que utilizan los recursos de las entidades que forman parte de UNAD.

Francisco López y Segarra ha sido el encargado de compartir los resultados de este estudio que centra la mirada en las personas atendidas en los servicios asistenciales (152.457), el área de inserción y empleo (30.579), el ámbito jurídico legal (31.055), el servicio de atención a familias (42.121) y por primera vez se recoge el perfil de las personas atendidas en los servicios de reducción de daños (5337). Se completan estos datos con las conclusiones en el ámbito de la prevención.

El perfil de las personas atendidas se ha dividido entre adicciones con sustancia y aquellas que aciden a tratamiento por trastornos por juego. En cuanto a la violencia de género, se constata que 1181 personas han sufrido malos tratos, de las que un 75% son mujeres.

Leer más...

Desde la educación al ocio, el confinamiento ha potenciado el uso de las tecnologías, especialmente on line, en todos los ámbitos de nuestra vida. Y sus consecuencias son difíciles de valorar porque se han difuminando límites que parecían claros hace apenas unos meses. Pero algunas evidencias ya son visibles.

El Ayuntamiento de Valencia y la Fundación Patim han organizado un seminario para analizar el impacto generado por el COVID-19 en el trastorno por juego. Una jornada on line en la que participan especialistas en el tratamiento de las adiciones, la investigación y la comunicación que se celebrará el próximo 29 de octubre con motivo del Día sin Juegos de azar.

La evolución de los centros de día, la importancia del apoyo social en la recuperación, la terapia basada en el mindfulness, los retos y riesgos de la prevención, el triángulo entre adolescentes-juego-pandemia así como la relación entre publicidad de juego y ludopatía, son algunos de los enfoques en los que se centra esta jornada.

Adolescentes, jóvenes, familias, personas que usan y otras que abusan del juego así como el resto de actores implicados, tienen que adaptarse a esta realidad para convivir y construir respuestas en un nuevo marco legal en el ámbito estatal y autonómico.

Inscripción

El encuentro estatal de UNAD es una fecha relevante en el calendario de sus entidades miembro y aunque este año no se pueda celebrar presencialmente, se está trabajando en una cita virtual.

Desde la orgnaización informan que ya están abiertas las inscripiciones al ‘Congreso Online 2020. UNAD: Más red que nunca en la era covid’, en el que se unirán el intercambio de experiencias entre profesionales de la red, la investigación sobre adicciones, la realidad de las políticas internacionales de drogas y el papel del tercer sector en el contexto actual.

El congreso se celebrará en varias sesiones, los días 13, 16, 20 y 23 de octubre de 12:00 a 14:30, con un listado de participantes que aportarán rigor y experiencias en distintos ámbitos.

Reserva de plazas disponilbes a través del siguiente link:YO VOY AL CONGRESO ONLINE DE UNAD.